De noche, todos los gatos son pardos


El pasado jueves, hubo una de esas juergas que no se preveen, pero que te acaban atrapando como una enredadera, y te mantienen despierto hasta altas horas de la madrugada -sí, luego el viernes estás muerto para trabajar.
En la puerta del Sirocco, todos los gatos eran pardos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Hablando de Míguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s