Exorcismo (Míguel empieza a escribirse)

Todo lo que he hecho en mi vida ha sido un fracaso. Cada cosa que intento termina yéndose a la mierda. Tengo la sensación de ser un absoluto perdedor, de que jamás voy a lograr ninguno de mis sueños, de que las cosas sólo pueden ir a peor. Quizá sólo digo esto porque llevo demasiados días sin follar. Las mujeres me esquivan como si tuviera la peste y supongo que eso me hace ser un poco negativo. Pero creo que hay algo de verdad. De todas formas, no me siento especialmente mal.

Supongo que esta sensación tiene mucho que ver con mis altas expectativas. Siempre supe que iba a ser un gran escritor y que la gente veneraría lo certero de mi prosa, la profundidad de mis historias, mi manera de contar las cosas. Digamos que me tenía en alta estima. Luego los años han ido pasando y, ni de lejos, me he acercado a lo que buscaba. Darme cuenta de que no soy más que un mediocre es lo que más me está costando.

Antes, cuando era pequeño, vivía en un pueblo. Al principio, creo que lo pasaba bien. No me acuerdo de mucho. Recuerdo, eso sí, caerme, hacerme heridas y chupar la sangre después. Montar en una bicicleta amarilla a la que luego se le rompió el sillín. A mi amigo Juan tirándome una viga de madera en la cabeza y luego a mi madre llorando de camino al centro médico, mientras yo sangraba. Unas pistolas artesanales hechas con madera y pinzas de la ropa con las que matábamos lagartijas. Mi hermano llorando tras empujarlo a la piscina de plástico. Insultar al niño más tímido de la clase y luego recibir castigos de los profesores.

El aburrimiento llegó después. En algún momento, todo empezó a parecerme cansino. Lo más parecido a estar bien era quedarse encerrado en mi cuarto, con la luz apagada y pegado a la calefacción, acurrucado. Tendría ya unos 15. Me marcó mucho una canción que hablaba sobre cómo es la vida de la mayoría de la gente. Qué triste, pensaba. No quiero que todo sea aburrido y tenga un final estúpido. Decidí que iba a vivir como de verdad quería. Se llamaba “La chica ye-yé”, de ‘La Polla Récord’.

También estaban, por supuesto, las mujeres. Siempre mujeres. Allí no había manera de estar con ninguna. No sé lo que me verían, pero no era algo bueno. Ninguna me quiso. Y eso que me enamoré muchas veces. Por lo menos, dos o tres al año. Ahora, digo cualquiera de sus nombres y me suenan tan absurdos como un regalo de Navidad en agosto.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Literatura, Opinión

8 Respuestas a “Exorcismo (Míguel empieza a escribirse)

  1. Lucía

    Viva el optimismo de los sábados por la noche!!

  2. miguelangelmedina

    Podríamos hablar mucho de eso… Ejem

  3. Bernardo

    Igual, cuando tu prosa sea venerada por miles o quizás millones de personas, añores la mediocridad diaria, porque seguro que de tus años universitarios, recuerdas el camino y no el papelito donde pone, periodista. Un saludo

  4. Ester de Cabra (tu Ester)

    Hey Baby!!!!!!!!
    ¿A qué viene ese pesimismo?
    Ya se que por ahora no eres un escritor famoso, pero también sé que a los afortunados que hemos podido leerte nos has rozado el alma con tu forma de decir las cosas, sabiendo elegir la palabra adecuada y siendo siempre un poeta…
    Asi que haz el favor de follar o lo que sea porque no quiero volver a oir que eres un fracasado…
    Me imagino que eso se debe a un bajon, de todas formas te recuerdo que tu mejor prosa ha surgido precisamente cuando más infeliz has estado (o eso por lo menos es lo que tu decias)
    Besos

  5. Miguel

    Migue hay una frase, que no se de quién es que dice: el capital de una persona se mide por la cantidad de amigos que posee. y tú tienes amigos en todas partes. Nadie que tenga la capacidad de generar amistad allá por donde pasa se puede considerar ni un fracasado ni un perdedor.
    Y no hablo sólo de tu entorno cercano sino de todos los paises que has visitado y en los que has dejuado un grato recuierdo ¿O no es así?.
    Con respecto a lo del gran escritor tu sabes que casi todos los grandes escritores, de jóvenes, empezaron escribiendo en revistas especializadas , hasta que pudieron consagrarse. Como dijo alguien la juventud es un mal que se cura con el tiempo. Así que ten paciencia que todo llegará.
    Con respecto a lo de follar hay una premisa cierta, cuando tienes pareja siempre hay un monton de tias que te tiran los tejos,a las cuales no puedes llevarte a la cama por si se entera tu compa. Pero es quedarte solo y desaparecen todas por arte de magia. Asi que si quieres triunfar echate una pareja aunque sea de pego. Un beso

  6. Pingback: Sigue mi exorcismo « Locodelpelorojo

  7. Pingback: El poso de 2008 « Locodelpelorojo

  8. vea mijo, yo siempre me siento asi, por lo fea que soy
    sin embargo al momento de follar, sin que me digan
    cojo un par de cojines y me tapo mi mascara de martes 13
    asi el o los tipos no ven sino q me sienten
    seguro, les gustara porque solo el ñoco les doy
    llame a mi casa lo consuelo aun cuando sea via movil
    guayaquil-ecuador 042 203680
    pregunte por denisita bella
    sera para mi un placer que alguien se digne a tenerme en sus pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s