Sin título (5)

Perdí la rabia en hospitales
donde enfermó tu risa;
tras verme agonizar de miedo y sangre
me cambiaste por otros.
Perdí el valor para decirte
todo lo bueno que te espera
si te acercas nadando hasta mi barco:
prometo mil caricias.
Rompí poemas por el camino
que lleva hasta tu casa
y vomité todas las letras
con que un día quise recordarte.
No sigo. Callo. Mi garganta
se rompe con tu nombre.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s