El fascismo asoma sus fauces con la crisis

La campaña que se ha iniciado en Vic y que poco a poco se va extendiendoel PP acaba de recoger el guante con fruición– es fascismo puro y duro. Atacar al más débil cuando vienen malas es xenofobia. Porque se empieza manipulando el lenguaje (“es para evitar fraudes”, “queremos luchar contra los <i>pisos patera</i>”, dicen), una cosa lleva a la otra y se culpa a los foráneos de delinquir, y al final se acaba negando el derecho a la educación y a la sanidad a los más desfavorecidos. Una vez más, la derecha intenta que su crisis – a la que hemos llegado por el liberalismo salvaje- la paguen los de siempre. Mientras, los empresarios dicen que la crisis se debe a que en España los salarios son muy altos. Y aquí nadie se indiga. País.
Gracias, Toño, por lanzar la piedra y no esconder la mano.
P.D. Hoy he hecho entrevista digital a Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, para quien el origen del paro no está en el coste del despido, sino en la temporalidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión, Que pasa en el mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s