Urgencias

Llevo bastantes días desaparecido de la Red porque hace más de una semana me quitaron las amígdalas y me tocaron la garganta. He estado más que jodido desde entonces. Sin poder tragar, sin poder comer, durmiendo poco. Pasé dos veces por Urgencias: una, porque me dolía salvajemente -es lo normal, dijeron-; otra, porque empecé a sangrar.

Me ingresaron un día. Impresionante experiencia. Estaba en una habitación con doce camas, sin separación ni cortinas. Justo a mi lado, una joven atada al colchón tras intentar suicidarse. Su novio la maltrataba. “Desátame, desátame, me estoy poniendo muy nerviosa”, decía la chica. Los enfermeros intentaban calmarla, pero no la soltaban. “Quiero ir al servicio”, gemía. “Eso no va a pasar”, le respondían invariablemente.

Enfrente, una mujer enooooooorme con transtorno bipolar. También sujeta a la cama. “Quiero un puto cigarro, cojones, sois todos estúpidos”, gritaba a los enfermeros. Eran las 2 de la mañana. Al lado, un anciano con un problema en las piernas. “Ay, dios mío, dios mío, dios mío”. Esa cantinela se pudo escuchar durante 5 horas seguidas, sin parar. Le daban medicamentos, le ponían morfina, pero no callaba. A mi otro lado, un escuchimizado hombre de edad indeterminada se escurría entre el colchón. Casi desaparecía. Sus posturas, imposibles, su cara, la de yonki acabado, o tal vez de alcohólico oliendo a otra vida. Más lejos, un viejo, también enjuto, descubría,  a las cuatro de la mañana, que prefería estar en casa. Se desató, se arrancó de cuajo la vía del brazo y empezó a andar. Las enfermeras lo detuvieron a la mitad, parado encima de su propio charco de sangre. Volvieron a acostarlo. Por prescripción médica, a mí no me dieron un vaso de agua.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Cuentos, Hablando de Míguel

6 Respuestas a “Urgencias

  1. Joder. A mí, por suerte, aún no me ha tocado nunca estar en una de estas. Pero mi abuela odiaba pasar la noche en urgencias, ya nos contó alguna de estas, incluso más agresivas, con gente de seguridad y policías de por medio y todo…

    En fin, ójala no tengas que volver… 🙂

  2. Xana González

    Migue!!! , cuando ha sido eso?? , tengo que reconocer que mis experiencias en urgencias nunca han llegado a esos niveles , afortunadamente , pero es ahi cuando piensas , tengo que pagarme un seguro privado .

  3. La Paz es un lugar donde la felicidad es constante, eso lo sabe todo el mundo.

  4. Josan

    Madre mia! sería como hacer un cameo en un capitulo de URGENCIAS…vaya nochecita!como sigues?este finde si pueo paso a verte. Mejorate!

  5. ¡Pero si parece el argumento de una película de terror! ¿y todo eso viviéndolo tú en directo? tendrías ganas de salir corriendo :S
    Espero que estés más recuperado del dolor.

  6. Gracias. Es solo iluminacif3n nauatrl y un 430II sobre la ce1mara. En ambas, el tiempo de exposicif3n es muy bajo para captar la mayor cantidad de luz ambiente posible.Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s