Diarios de El Cairo (XIII): solo

9.11 – 18/09/2011

Está claro que este se puede considerar mi primer viaje en soledad a un sitio. De hecho, más que viaje, diría que es mi primera experiencia de vivir solo en otro país, ya que estoy pasando todo el tiempo en la misma ciudad, yendo casi a los mismos sitios y moviéndome con la misma gente.

En realidad, cuando cumplí los 18, hice otro viaje similar, pero supongo que entonces era más aventurero y me importaba todo menos. En aquella ocasión fui a Madrid para coger un autobús que nos llevó por media Europa; como dormíamos en él y éramos siempre la misma gente, hice amigos rápido. Creo recordar que me llamaban “el salao”, por lo poco que me costó congeniar con todos.

A El Cairo vine con otra idea: demostrarme que todavía soy capaz de viajar por mi cuenta, adaptarme a vivir en otros sitios, alejarme de mi vida. Eso, creo, lo he conseguido.

Ahora pienso firmemente que necesito vivir fuera de España -aquella Erasmus que nunca me dieron- o se me van a olvidar los sueños que perseguía en aquel verano de los benditos 18, cuando un billete de autobús era más que suficiente para embarcarme en un viaje hacia ninguna parte y cuando la posibilidad, ya cercana, de vivir en Madrid se abría ante mí como un a recompensa a toda una adolescencia malgastada en un pueblo, donde las mujeres eran un objetivo imposible y la diversión, escasa.

Lee aquí más Diarios de El Cairo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Diarios de El Cairo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s