Fi Intidaarik

Hace tiempo que no paso por una espera
de esas que se paladean en los labios como dulce de leche
y te dejan el sabor suave de las luces de la aurora.Hablo de esos momentos en que cada minuto
no es más que el torpe predecesor de su contiguo
y el pensamiento se te escapa hacia ella, que todavía no viene
llenando tu cabeza de imágenes y risas
sinceras de otras veces.
A veces me pasó perderme en tu llegada
-helándome de brisa,
cansado de mis ansias-
y encontrar en tus faltas, con voces de retrasos,
la impaciencia certera del final de la página
última de aquel libro que dice tantas cosas.
Hoy la espera no es más que mirar al vacío
sabiendo que no puede venir quien ya no existe.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s